martes, 18 de marzo de 2014

Rosas

Este es mi último trabajo en la academia, como en anteriores ocasiones se trata de una copia de una lámina, en la cual todo esta en su sitio y con su color,  dejando poco margen para interpretaciones personales.

Según el maestro el reto estaba en conseguir los distintos tonos de rojo, ya que según se aclara con blanco va cambiando a rosa que ya es otro color, para corregir esto hay que ir añadiendo amarillo.


8 comentarios:

  1. muy bello tu trabajo desde aca se huelen tus rosas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia, gracias por entretenerte a oler mis rosas. Un saludo.

      Eliminar
  2. Muy linda pintura, dal sabor antico! Arianna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Arianna, si que tiene sabor antiguo. Saluti.

      Eliminar
  3. Están preciosas, Antonio. Y qué útil la lección. "El blanco es como echar leche al café, que aclararlo lo aclara, pero también lo enturbia..." Así me llegó a mí lo de la adicción del amarillo, ja,ja...

    Abrazotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margarita, poco a poco vamos aprendiendo los truquis. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Estan preciosas tus rosas Antonio ,me gusta la delicadeza que has dado al trabajo.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar